viernes, 27 de abril de 2018

Feira Medieval en Torre de Moncorvo (Portugal)

Los ingredientes para disfrutar haciendo fotografía son infinitos, pero para mí, son pocos y simples: gente disfrutando con lo que hace



Las cosas salen rodadas, casi sin esfuerzo, cuando el ambiente te atrapa en su buena onda, y así me ocurrió en la Feira Medieval de Torre de Moncorvo. Pasé una tarde estupenda con mis amigas Filipa y Maria, y este fotorreportaje salió prácticamente solo. 

Leer más y ver todas las fotos...

sábado, 3 de marzo de 2018

Morfos de salamandras - Salamandra salamandra ssp gallaica

Aquí os muestro algunos de los morfos que encontramos en nuestra Noche de Anfis de esta preciosa especie de la que nunca me cansaré de fotografiar. 



La Salamandra salamandra es una especie de urodelo (anfibio con cola) que vive en Europa y tiene su distribución más meridional en la Península Ibérica. 


Dependiendo de sus subespecies, puede presentar diferentes morfos, y dentro de una misma subespecie también puede variar increíblemente. Pueden presentar combinaciones de negro, rojo y amarillo en diferentes cantidades formas y patrones. Por ejemplo, algunas presentan este rojo casi rosa en gran parte del cuerpo, como las dos fotografías superiores.


Pueden presentar las manchas rojas más o menos salpicadas por el cuerpo, junto a las manchas amarillas, normalmente más cerca de las glándulas parótidas.


En esta por ejemplo observamos que apenas tiene coloración rojiza.


Y esta casi es por entero negra com pequeñas salpicaduras rojas y amarillas.


La coloración brillante es parte de una estrategia para defenderse de depredadores, llamada aposematismo. Todos desde pequeños aprendemos que los animales con colores brillantes son peligrosos o venenosos; les sirve para avisar a posibles depredadores que no son comestibles. Si son molestadas, sueltan una sustancia por su piel que tiene mal sabor (aunque no es venenosa, puede causar irritación en la piel) y que obligaría al depredador a soltarla. 


Sin embargo, como podemos observar en esta fotografía, la vida de una salamandra no está exenta de peligros. Varios de los ejemplares observados estaban tuertos. 

Los patrones pueden variar en complejidad, distribución y tamaño, pero además del lugar donde nos encontramos, nos ayudan a deducir que son de la subespecie gallaica:
  • S. s. gallaica Nikolskii, 1918: Es grande y robusta con el hocico puntiagudo. Su diseño se compone de manchas amarillas irregulares similares a arabescos y frecuentemente con manchas rojas burdeos. Se distribuye por el centro y sur de Galicia, casi todo Portugal (excepto el sur) y Extremadura.







miércoles, 28 de febrero de 2018

Y por fin... la lluvia! - Anfibios de Faia Brava, Figueira de Castelo Rodrigo, Portugal

Después de una semana lloviendo a cántaros, y algunos días aguanevando, hoy he superado mi frío y me he atrevido a salir con Sara, Eduardo y Héctor a ver si los anfibios de la zona ya habían despertado. ¡Y menudo boom! 

Salamandra salamandra ssp gallaica
Salamandra común (ES) o Salamandra-de-fogo (PT)

En el camino que lleva a Faia Brava, la reserva natural privada de la ATN, nos encontramos una gran cantidad de anfibios de varias especies, que llevaban meses esperando seguramente entre los pequeños huecos de los muros tradicionales de piedra, o incluso enterrados, a que cayera del cielo la maravillosa agua. 

Epidalea calamita macho
Sapo corredor

Entre los anuros, pudimos contar 12 individuos de sapo corredor (Epidalea calamita), entre machos y hembras, que se buscaban entre sí en los charcos que se formaban en los baches del camino.


Epidalea calamita hembra
Sapo corredor
Desafortunadamente no vimos sapo de espuelas, que sería otra de las especies de anuros que hay en la zona. Pero en cambio, vimos 3 especies de urodelos (anfibios con cola)

Salamandra salamandra ssp gallaica
Salamandra común (ES) o Salamandra-de-fogo (PT)
Las salamandras (Salamandra salamandra) fueron las más abundantes, con 24 individuos contados en total. Los diferentes morfos que presentaban (patrones de coloración) hacían de cada individuo una joya muy interesante, que nos tenían embelesados. Con cada uno nos parábamos y admirábamos su belleza y por supuesto, la agasajábamos con un buen puñado de fotos.

Triturus marmoratus macho?
Tritón jaspeado (ES) o marmorado (PT)

Al llegar a un prado en el que se formaban varias charcas, comenzamos a ver otras especies, como por ejemplo el tritón jaspeado (Triturus marmoratus), con una pequeña cresta que sugiere que era un macho (al sur de su distribución en Portugal)

Pleurodeles waltl
Gallipato (ES) o Salamandra-de-costelas-salientes (PT)
Y finalmente, después de mucho mucho buscar, encontramos un ejemplar de gallipato (Pleurodeles waltl) que nos alegró la noche, porque conseguíamos cerrar con 4 especies de anfibios en total, lo cual no estaba nada mal después de tantísima sequía. Dos do nosotros íbamos registrando todo en la app de Observado.es, una plataforma mundial muy chula con la que colaborar con ciencia ciudadana y que recomiendo encarecidamente a todos aquellos amantes de listas y de registrar sus observaciones. 

Epidalea calamita hembra
Sapo corredor
Fue una suerte que en estas tres horas tan solo cayera una suave llovizna que nos permitió hacer la ruta tranquilamente. Justo cuando volvíamos, sin embargo, la lluvia nos volvió a azotar. Para los anfibios era estupendo, la carretera de vuelta era una fiesta para ellos. Pero significaba que nosotros teníamos que ir esquivándolos a muy poca velocidad. Por nosotros no había ningún problema, pero el resto de coches no aminoraban ni evitaban pisarlos, por lo que muchos de ellos terminaban atropellados. Daban ganas de salir del coche y barrerlos para que no terminaran debajo de las ruedas...
Epidalea calamita macho
Sapo corredor

viernes, 16 de febrero de 2018

"O Santo Entrudo" o qué hacer en Vilar de Amargo (Portugal)

Se acercaba el carnaval y yo no tenía planes para la fiesta. Acababa de llegar al pueblo y aún no sabía cuáles eran los eventos donde se reunía la gente. Pero por casualidades del destino, terminé la tarde en Vilar de Amargo, una aldea de Figueira de Castelo Rodrigo, cuando iba a empezar el Entierro del Santo Entrudo, al que me había invitado mi colega Marco.

Leer más...

viernes, 9 de febrero de 2018

Visita a Faia Brava (Reserva privada de naturaleza)


Hoy hemos visitado la reserva privada de naturaleza Faia Brava, propiedad de la ATN, donde acabo de empezar a trabajar. Es elbuque insignia de esta ONG, dedicada a la compra de terrenos para conservar los ecosistemas y gestionarlos de manera sostenible y responsable. 


Se trata de una finca en el valle del Côa, con mas de 2000 hectáreas en los Arribes de esta zona. Hay monte mediterráneo y multitud de bolos graníticos entre los que viven un centenar de caballos salvajes y algunas vacas. Además cuenta con una buena colonia de buitres leonados (Gyps fulvus) y alimoches (Neophron percnopterus) que pronto censaremos. 

Gran alcornoque o "sobreiro" en portugués. 
Fui con Pedro y Rafaela, compañeros de la ATN y disfruté del paseo, a pesar de que todo está muy seco. De momento casi todo el trabajo es de oficina y se agradece salir al campo. Vimos algunos buitres leonados pero aún no ha comenzado la época de anidamiento, pero los caballos no aparecieron para que los viéramos. 

Espero que pronto la cosa se anime y empiece el trabajo de campo!

miércoles, 7 de febrero de 2018

Pajareo por ZEPA Azud del Guadiana. Ver aves de Badajoz.

Este finde ha sido muy intenso. Ha venido mi amigo Javier desde Córdoba para la inauguración de mi exposición en la sala de exposiciones de Ecosistema W, en el centro de Badajoz, y hemos pajareado un montón. 

Esta mañana hemos ido a la ZEPA Azud del Guadiana a ver si había algo interesante y ¡vaya si lo ha habido! 36 especies en total, en algo más de dos horas de paseo y prácticamente sin esfuerzo, sólo mirando. 

Calamón (Porphyrio porphyrio)
Nada más bajar al Guadiana, a la altura del puente nuevo, vimos a una nutria  (Lutra lutra) nadando muy contenta. Antes de levantar la cámara ya se había sumergido, pero estaba tan cerca que no nos hicieron falta ni los prismáticos. Poco después de acercarnos a las islitas, en el canal de la margen izquierda, saltó desde nuestros pies un precioso y azul calamón (Porphyrio porphyrio) que se posó en lo alto de los carrizos. 

Garcilla cangrejera (Ardeola ralloides)

Más allá, entre los carrizos también, vimos salir una guapa garcilla cangrejera (Ardeola ralloides) que nos sobrevoló protestando por nuestra presencia tan cerca del agua. Un mosquitero común (Phylloscopus collybita) revoloteaba entre las hierbas del borde del camino acompañándonos en el paseo por el parque de la margen izquierda. Un bisbita pratense (Anthus pratensis) correteaba por el césped buscando bichitos para comer. 

De repente, un movimiento entre los carrizos secos de la islita nos hizo darnos cuenta de que estábamos siendo vigilados por  un avetorillo (Ixobrychus minutus), probablemente hembra. Poco después una pareja que paseaba nos llamó para enseñarnos los encames de la nutria, que duerme en la orilla, y decían que acababan de verla. 

Avetorillo (Ixobrychus minutus)
Las lagunas calmadas que quedaban en el canal del Guadiana estaban a rebosar de ánades reales (Anas platyrhynchos), pollas de agua (Gallinula chloropus) e incluso una pareja de zampullines chicos (Tachybaptus ruficollis). También  había algunos ánsares domésticos (Anser anser domesticus), cormoranes (Phalacrocorax carbo), garzas reales (Ardea cinerea) y una espátula (Platalea leucordia) que descansaba con la cabeza entre las plumas del dorso. 

Después del paseo por la margen izquierda, nos fuimos en coche al azud por el lado derecho.  Allí encontramos también algunas sorpresas. En el mismo azud, un andarríos chico (Actitis hypoleucos) se afanaba en rebuscar  algo de comer, junto a cormoranes y gaviotas. Una lavandera cascadeña (Motacilla cinerea) revoloteaba junto a los mosquiteros a ras del agua y algunas lavanderas blancas (Motacilla alba), ánades reales y cigüeñuelas (Hymantopus hymantopus) se podían observar desde lo alto del azud.

Andarríos chico (Actitis hypoleucos)
Pero lo mejor estaba por llegar. Empezamos a caminar observando las limícolas en el agua somera junto a un rebaño de ovejas con su pastor y sus perros. De repente, Javier se paró y miró a través de los prismáticos. Teníamos dos agachadizas (Gallinago gallinago) en frente, y junto a ellas y las cigüeñuelas ¡un combatiente (Philomachus pugna)! 

De izquierda a derecha: cigüeñuela, agachadiza y combatiente
El combatiente, que a estas alturas aún tiene el plumaje de invierno, es una limícola de la familia Scolopacidae que pasa el invierno en África aunque en el sur de Europa hay algunos individuos (cerca de 2000 individuos) que se quedan el resto del año (sobre todo Doñana y alrededores, y también en el Delta del Ebro). Aquí se le suele ver cuando está en paso migratorio, es decir, que está de camino a sus áreas de cría en el norte de Europa (península escandinava y Rusia). Este combatiente en Badajoz es un poco tempranero porque se supone que el paso prenupcial es entre marzo y abril. Aquí pasa un tiempo recargando fuerzas para luego seguir su camino hacia el norte.

Combatiente y cigüeñuela en zonas someras del río Guadiana
Después de esta agradable sorpresa, terminamos el paseo con algunos moritos (Plegadis falcinellus), un chorlitejo grande (Charadius hiaticula) con plumaje de invierno, espátulas, fochas y ánades, además de un zorzal (Turdus philomelus), estrildas comunes (Estrilda astrild), petirrojos (Erithacus rubecula) y un bando mixto de aviones  (Delichon urbicum) y golondrinas (Hirundo rustica) recién llegados de África. 

sábado, 3 de febrero de 2018

Pajareo de invierno por la Albuera - Ver aves en Badajoz

Como el finde daba bueno, estuvimos también de paseo por las estepas que hay entre La Albuera y Valverde de Leganés en busca del bando de avutardas que suele haber por allí, y encontramos algunas so5presas. 

Tarabilla (Saxicola torquata)
Antes de salir nosacercamos hasta la urbanización de Campofrío y vimos algunos gorriones morunos (Passer hispaniolensis) y algunas tarabillas (Saxicola torquata) que saltaban entre los alambres de las vallas juguetonas. 

Luego nos dirigimos a mi área habitual de campeo en busca de las avutardas. Y en cuanto encontramos una finca sin viñas ni olivos, allí estaban, punteando la tierra parda y seca. 

Avutardas (Otis tarda

Javier y yo estimamos que habría entre 150 y 200 avutardas en total. El aire rielaba a pesar de que la temperatura era la apropiada para estas fechas. Paramos para observarlas con detenimiento desde el telescopio pero no se veía a ninguna haciendo la rueda (la parada nupcial)



Algunas cogutas (Galerida cristata) revoloteaban  por el borde del camino, pero no había tantas como estoy acostumbrada a ver. Las lavanderas (Motacilla alba) blancas también nos acompañaban en el paseo y escuchábamos alondras (Alauda arvensis) y avefrías (Vanellus vanellus). 

Pareja de cernícalos vulgares (Falco tinnunculus) posados en un poste eléctrico. 

Cuando llegamos cerca de una charca de riego, vimos un bonito espectáculo. Una pareja de cernícalos vulgares (Falco tinnunculus) se apareaba delante de nuestras narices y jugaba en pleno cortejo. Disfrutamos de sus vuelos acrobáticos y de las peleas entre machos durante un rato y luego nos asomamos a la charca, donde pudimos ver un buen bando de ánades reales (Anas platyrhyncos) y algunos zampullines chicos o comunes (Tachybaptus ruficollis). 


Pareja de elanios azules (Elanus caeruleus)
Pero a la vuelta aún nos esperaban más sorpresas. Cerca de las cajas nido de las carracas (que aún no han llegado de África) nos paramos sorprendidos a ver una pareja de elanios azules (Elanus caeruleus) dando volteretas en el aire. Se respira primavera por todos lados!! Fue la primera vez que los veo tan cerca, una de mis aves preferidas. 

Además, una pareja de aguiluchos pálidos (Circus cyaneus) se burlaba de nosotros apareciendo y desapareciendo entre os campos ondulados. Nos dimos cuenta de que las avutardas aún seguían más o menos en el mismo campo y se les sumaban algunas cercanas. En total, 32 especies en una mañana muy interesante y con buena compañía. 

Una bandada se une al gran grupo de avutardas que pasta en la estepa.